Síndrome de Ganser

< Volver

El síndrome de Ganser es un trastorno infrecuente y que éste, se encuentra dentro de los trastornos disociativos. Un trastorno disociativo, implica un desorden o fallo en la memoria, conciencia, identidad y/o percepción.

En el caso de Ganser, no cumple los criterios para el diagnóstico de trastorno disociativo específico, por lo que se incardina en el trastorno disociativo no especificado del DSM-IV-TR.

Este síndrome, se caracteriza principalmente en que el individuo da respuestas aproximadas a las preguntas que se le formulan. Son llamativas, sin sentido y claramente erróneas; y no existe ninguna asociación con la amnesia o fuga disociativa. El síndrome de Ganser ha evolucionado en la concepción nosológica, enfrentándose la etiopatogenia histérica, contra la psicosis, simulación, trastorno facticio, y/o daño orgánico.

Existen escasos avances en la investigación de este síndrome y resulta complicado poder establecer un diagnóstico en algunos de los casos, puesto que se desconoce la naturaleza del mismo, así como su tratamiento y pronóstico.

Sigbert Ganser, en 1897, observó en tres prisioneros una patología que denominó “Síndrome de Ganser”, por caracterizarse de esas respuestas aproximadas, siendo éste el síntoma más característico y representativo; así como embotamiento de la conciencia, cambios neurológicos histéricos y alucinaciones.

Tras los análisis de Ganser, estableció cuatro perspectivas etiológicas de este síndrome:

1) Origen histérico

Describiéndolo como: “Una reacción disociativa histérica, resultado de un inconsciente esfuerzo para escapar de una situación intolerable”. Considerándolo como una pseudodemencia histérica, con la consiguiente de evitar la confrontación de una situación traumática.

2) Simulación o trastorno facticio

Ganser niega que exista una simulación, pero considera que esas incoherencias tan absurdas contienen una evidente finalidad.

3) Origen psicótico

Whitlock, siguiendo los estudios de Ganser, enmarcó este síndrome en base a una etiología psicótica, con alteraciones en la forma y el embotamiento del pensamiento, alteraciones sensoperceptivas y alucinaciones auditivas.

Se ha descrito en fases prodrómicas de la esquizofrenia y existen casos con síntomas catatónicos; lo cual, podría considerarse que estaría entre la neurosis y la psicosis, y entre la enfermedad y la simulación.

4) Origen orgánico

Otros autores lo consideran de origen orgánico, como traumatismos o daños cerebrales. El daño orgánico facilitaría que ante estresores ambientales se reaccionase de manera histérica.

El Síndrome de Ganser, aparece paupérrimamente mencionado en los tratados de psiquiatría. La hospitalización no suele ser necesaria y el paciente se puede beneficiar de tratamiento psicofarmacológico acompañado de psicoterapéutico.

TABLA COMPARATIVA

Image

CASO CLÍNICO

Mujer de 34 años que ingresa de forma voluntaria por “comportamiento extraño” con antecedentes de ansiedad a los 16 años y sin antecedentes familiares.

Desde hacía tres meses, coincidiendo con la separación matrimonial, estaba muy nerviosa, intensificándose el malestar el último mes que por error toma 3 comprimidos de Fluoxetina diarios: vestía calcetines distintos, abría y cerraba la nevera intermitentemente, dormía de día y de noche vocifera que escuchaba que su ex-pareja la quería matar.

Presentaba irritabilidad, presión en el habla, discurso in- coherente con pararespuestas (“¿cuántos años trabajaste en el supermercado?”-”cinco por cinco, 25; más 150 años que mis abuelos me criaron...tengo tres hijas: mi madre, mi tía y yo”), tristeza, labilidad, inquietud, alucinaciones auditivas, leve ideación deliroide no estructurada, dificultades cognitivas, coeficiente intelectual medio-bajo, alteración del ritmo sueño-vigilia, y anorexia.

Impresionaba de episodio psicótico o manía por viraje con los antidepresivos. Se observan lagunas mnésicas con dificultad para el pensamiento abstracto, aumento de la latencia de las respuestas, y pararespuestas (operaciones matemáticas y reiteraciones de las palabras “felicidad” o “duda”).

Llamativa indiferencia afectiva con escasísima reactividad al entorno. Discurso operativo y alexitímico, negaba que la separación le hubiera afectado y presentaba incongruencia en el desarrollo de actividades, con relativa conciencia de enfermedad (reconocía dificultades cognitivas).

Descartamos origen cerebral estructural (TAC, RMN y EEG sin alteraciones relacionadas) y descubrimos que ha- bía consultado a los 23 años por un delirio hipocondríaco y “rasgos neuróticos”.

Bibliografía: Wikipedia; Artículo: El síndrome de Ganser: revisión a propósito de un caso

Publicado por: Anna
Tags: Síndrome De Ganser Trastorno Psiquiatría